viernes, 15 de junio de 2007

LA OFENSIVA NEOFRANQUISTA DEL PP

José Manuel Fajardo. Escritor

14/06/2007
Se suele decir que, ante las elecciones, los discursos políticos se radicalizan para regresar después a una "normalidad de la discrepancia" y que no conviene tomar en serio los excesos retóricos en los perí­odos electorales. Ese punto de vista, que significarí­a aceptar que la impostura es consustancial a las elecciones, ni siquiera puede servir de cá­nico consuelo en la actual situación polí­tica española. Porque el problema es que el Partido Popular se ha declarado en perí­odo electoral permanente desde el dí­a siguiente de las elecciones del 14 de marzo de 2004, y sus desmanes verbales, constantes desde hace tres años, muestran una actitud que tiene graves consecuencias.
Sigue:

No hay comentarios: