martes, 12 de junio de 2007

UNA LEGISLATURA CENTRADA EN LUCHAR CONTRA ETA

300 etarras detenidos y 4.500 kilos de explosivo incautados

ELPLURAL.COM Si con un tema ha sido especialmente dura la oposición del PP con el Gobierno de José Luis Rodri­guez Zapatero, es con sus crí­ticas al proceso de paz. Según los populares, durante el alto el fuego iniciado por ETA en marzo de 2006 la banda se ha reforzado, mientras que, a su juicio, el Ejecutivo había bajado la guardia. Sin embargo, nada más lejos de la realidad a la luz de las cifras de detenciones y operaciones contra la banda durante esta legislatura. Desde que el PSOE accedió al Gobierno, se ha detenido a 300 etarras, 92 de ellos durante el proceso de paz, y se han incautado cientos de armas y explosivos. La lucha policial contra ETA, tal y como muestran estas cifras, nunca ha dejado de estar activa.

Pese a la insistencia del PP en que durante la presente legislatura se ha relajado la lucha policial y ETA se ha reforzado ("ceder ante una organización terrorista es un error que sólo sirve para fortalecer a esa organización", aseguraba Rajoy tras la ruptura de la tregua), las cifras de detenciones e incautaciones de armamento y material de la banda demuestran, precisamente, todo lo contrario.

300 detenidos
Desde la llegada al Gobierno de los socialistas, se han producido 300 detenciones de miembros de la banda, y 79 de personas relacionadas con la kale borroka. Durante el tiempo del proceso de paz (entre el 24 de marzo de 2006 y el 5 de junio de 2007), fueron detenidos 92 etarras, 30 de ellos en Francia. Parece difí­cil sostener que las fuerzas de seguridad no han actuado contra la banda en este periodo, tal y como afirma el PP.
Aparato logístico y de captación
Entre estas detenciones, se encuentran algunas realmente relevantes, como la llevada a cabo el 3 de octubre de 2004, cuando fuero detenidos 17 miembros pertenecientes al aparato de logística, entre ellos, los miembros de la cúpula de la banda, Mikel Albisu y María Soledad Iparraguirre. Un mes después, fueron detenidos otros 17 activistas del aparato de captación de la banda, a los que se sumaron 14 captadores más en febrero de 2005.

Aparato internacional
A finales de abril de 2005 ETA sufrió un duro golpe en su aparato internacional con las detenciones de Marí­a Esquisabel y José Manuel Urtuzaga, que fue seguido de la detención en Francia de tres miembros de la banda directamente relacionados con su dirección el 23 de mayo. Entre ellos se encontraba el presunto responsable del aparato internacional, Bernard San Sebastián.

Red financiera
El aparato financiero también se ha visto muy acosado por la acción policial. Ya dentro del periodo del alto el fuego, México extraditó a España a seis miembros relacionados con la sección financiera de ETA. Un mes después, el 20 de junio de 2006, la policí­a española detuvo a 11 presuntos miembros que integraban una red de extorsión también dentro del aparato de finanzas. El mismo día, en Francia, fueron detenidos otros siete miembros con la misma actividad.

Desarticulación del K-Urederra
Durante este año, las detenciones de presuntos etarras han sido continuas. Una de las actuaciones más relevantes se produjo entre el 28 de marzo y el 1 de abril, cuando se desarticuló el llamado K-Urederra, con la consiguiente detención de varios presuntos etarras, la incautación de armas y documentos y el desmantelamiento de un local donde supuestamente se imprimían los Zutabe (boletines internos de ETA).

Armas, explosivos y documentos
Además, desde marzo de 2004 hasta la fecha, las fuerzas de seguridad han incautado cerca de 4.500 kilos de explosivo, más de 200 armas cortas, 460 armas largas, 325 grandas y tres pistolas además de varios vehí­culos y centenares de placas de matrícula dobladas y documentos falsificados.

No hay comentarios: