lunes, 20 de agosto de 2007

Congreso de EAJ-PNV

Arzallus vuelve al ruedo para cornear a Imaz y echar un capote a Egibar: "Estoy en desacuerdo con todo lo que se hace en el PNV, excepto con Ibarretxe" IS-Euskadi

A estas alturas parece evidente que el próximo congreso del PNV, donde se elegirá al nuevo Euskadi Buru Batzar y su presidente, no será una balsa de aceite. Por si a alguien le cabía alguna duda, Arzallus, que en el anterior congreso vio como su delfín Egibar era apeado de sus aspiraciones presidenciales por el más moderado JJ Imaz, vuelve a la carga. Evidentemente, difícil lo tiene. Si entonces no pudo, menos podrá ahora. eso sí, no olvidemos que esta vez, el lehendakari no permanecerá impasible y apostará, al menos a nivel interno, por el triunfo de Egibar, apoyado por Álava, Gipuzkoa y probablemente Navarra.
Imaz recibirá en solitario el apoyo de Iñigo Urkullu, liderando a los jeltzales vizcaínos. Solo un herrialde, pero muy numeroso en militancia. Como viene siendo habitual, este congreso tiene significado para el propio PNV, pero su influencia llega a toda la sociedad, dada su implantación y régimen de casi partido único durante los últimos decenios. Soberanismo moderado y para más adelante, sin metralletas o independentismo ya, a pesar de todo. Estas parecen las dos opciones en un partido en el que parece que se han desatado las luchas intestinas por el poder en su aparato.

No hay comentarios: