miércoles, 21 de noviembre de 2007

El desprestigio del rey y la sobrepresencia de la ultraderecha tienen un nexo: el PP y la cercanía de las elecciones

Mientras el Parlamento Español aprueba una Ley de Memoria Histórica que intenta recuperar la dignidad de los muertos en la Guerra Civil, en especial de aquellos que fueron olvidados y maltratados por la historia de los vencidos, perjudicados por el perdón, necesario, de la reforma democrática. Mientras esto ocurre, decimos, la mayoría del PP y de la Iglesia Católica (no es casualidad la simbología franquista de una cruz cristiana como la del Valle de los Caídos que ilustra este artículo), avivan con sus políticas y sus altares los rescoldos de una ultraderecha fascista y nostálgica de un régimen que para muchos jóvenes casi no existió. No lo vivieron.
La radicalización del PP, las mentiras conspiranoicas del 11-M, la subida a los altares de los "mártires de la Guerra Civil" y el desprecio de la minoría politico-social de derechas por la verdad, la histórica , la presente y la futura, están poniendo en el País las bases para que un movimiento ultra renazca.
Es curioso que este fenómeno coincida en el tiempo con los ataques no democráticos contra el rey Borbón y su familia. Como nexo debemos destacar las dos legislaturas de Aznar y la oposición de Acebes-Zaplana: los últimos doce años.
Por su parte, el rey tampoco da facilidades. Su salida de tono en una cumbre diplomática supera en gravedad la pantomima del autodenominado "bolivariano" Chávez, que cuanto más habla más se ridiculiza y caricaturiza a sí mismo. Si esta es la defensa de los indigenas, que sus dioses les pillen confesados.
Un enrarecimiento generalizado, que interesa a una derecha que, por las buenas, está más lejos de la Moncloa que nunca. Como esos equipos de fútbol flojos y marrulleros que intentan cortar el juego con faltas, provocando la respuesta del contrario para desconcentrarlo y obligarle a cometer errores.
Esperemos que el capitán del equipo sepa transmitir la calma para estos últimos minutos del partido.

No hay comentarios: