lunes, 3 de diciembre de 2007

Comunicado de Izquierda Socialista de Euskadi sobre el asesinato de ETA en Francia

La organización terrorista ha retomado su lenguaje binario que se mueve entre matar hoy o hacerlo mañana. La decisión de asesinar a dos guardias civiles confirma la hipótesis de que, dentro de Eta, han ganado la batalla interna los halcones, los sectores más duros que niegan cualquier posibilidad de juego político a aquellos segmentos populares partidarios de la independencia y la territorialidad. Eta, en su decisión de volver a los atentados, ha clausurado el juego político y niega carta de naturaleza a la izquierda abertzale que, ahora más que nunca, sabe que si no baila al son que marcan sus pistolas no le queda ningún futuro.
El fallido proceso de negociación le venía ancho a la dirección de Eta. Hizo oídos sordos a la demanda social de paz, a la situación de los presos, al cansancio de la izquierda abertzale y aquellos nacionalistas que habían realizado una apuesta por la normalización política de Euskadi. Lo querían todo y no fueron capaces ni tan siquiera de aportar un adarme de esperanza a este pueblo que asiste atónito a sus desmanes. Si con la vuelta a los asesinatos han pretendido atemorizar a la sociedad se equivocan pues ya nadie admite que negociar con chantajistas es garantía de estabilidad. Habrá más sufrimiento pero, paulatinamente, Eta va cavando su tumba política y los objetivos por los que asesina se tiñen cada más de sangre hasta convertirlos en irreivindicables.
Hace unos días, el Sr. Alcaraz, tras la salida de los juzgados, declaraba que el gobierno mantenía una actitud complaciente con el terrorismo. Su voz, cada vez más apagada, es la de un relevante sector de la derecha que pretende acabar con la izquierda tomando el terrorismo como pretexto. Esperemos que en el PP se imponga la cordura y en estos momentos tan duros se ponga al lado del gobierno, propague la necesidad de la unión de los demócratas y evite la demagogia de la que tan profusamente ha tirado en los últimos tiempos.
A la izquierda sólo le cabe defender los derechos democráticos, especialmente el de la vida, desactivar la ideología vesánica que difunde el terrorismo y propiciar la más amplia unidad de la sociedad. Y hoy, solidarizarse con la víctimas y condenar sin paliativos este atentado.
Euskadi, 1 de diciembre de 2007

No hay comentarios: