sábado, 8 de marzo de 2008

GRACIAS PATXI, GRACIAS ISAÍAS

Gracias, solo puedo decirte esto. Alguien que allí estaba contigo, me decía esta mañana que se te veía nervioso ante la llegada de Rajoy y San Gil. Normal. Nos han estado insultando, con la inestimable ayuda de Rosa Díez y sus adláteres, desde hace más de cuatro años. Traidores a las víctimas, vendidos, protonacionalistas, traidores a España y a la Constitución. Ellos, que cuando gobernaban tantas veces negaron los medios para una correcta protección de compañeros/as que tenían que entrar a sus empresas a las 6 de la mañana.
Todos ellos que han usado el terrorismo como nadie. Que acusaron directamente o a través de sus medios afines al socialismo en su conjunto de conspiradores con el terrorismo islamista y algunos mandos de la policia, para la masacre de Madrid.
Con todo lo que nos han echado encima por un puñado de votos.
Cómo no ibas a estar nervioso. En tu cabeza bullía la idea de dejarle claro a los dos que basta ya. Que ya vale. Que estamos hastiados, hartos, hasta los ovarios, de tanto insulto, tanta vesanía, tanta pocilga y tanto buitre.
Gracias Patxi, porque recibir las condolencias sin vergüenza, con gallardía, con la sensatez y asertividad del "No quiero que ninguno de vosotros vuelva a decir que un socialista traiciona a las víctimas. Nunca" es valiente. A gritos, mejor, que se enteren. María San Gil dice que te arrepentirás por lo que hiciste. Qué va a hacer. Se olvida que ya te han denunciado, ellos mismos, sinvergüenzas, por colaboración con ETA. A tí. Por intentar usar las palabras contra las balas.
Ya está bien. Viva la libertad. Viva la vida. Gracias Patxi. Gracias Isaías. Socialistas gipuzkoanos como tú hacen que los demás nos sintamos orgullosos de este carné

No hay comentarios: