miércoles, 5 de marzo de 2008

Los terroristas del 11-M que regularizó el Gobierno del PP

Al menos cinco de ellos consiguieron los ‘papeles’ durante los ocho años del mandato de Aznar
El PP ha decidido convertir la inmigración en su principal mensaje electoral y, para ello, no ha dudado en vincular la llegada de extranjeros a la delincuencia. El propio Mariano Rajoy, en sus debates con José Luis Rodríguez Zapatero , aseguraba que “delincuentes extranjeros entran sin que se haga nada” y aseguraba que si alcanza el Palacio de La Moncloa piensa “expulsar a los extranjeros que delinquen aunque lleven cinco años en España”, además de “prohibir las regularizaciones masivas”.
Días antes, el responsable de Comunicación del partido conservador, Gabriel Elorriaga, ya admitía a Financial Times que la estrategia electoral del PP se basaba en “sembrar dudas” sobre la inmigración.
Para ello, ambos dirigentes no han dudado en desacreditar la regularización que hizo el Ejecutivo socialista, olvidando las cinco que hizo el PP en sus ocho años de gobierno y, sobre todo, el hecho de que al menos cinco de los terroristas del 11-M –Serhane Ben Abdelmajid, el Tunecino; Abdelmajid Bouchar; Basel Ghalyoun; Fouad el Morabit y Mohamed Afalah– consiguieron los papeles con el PP en el poder.
Un informe del Ministerio del Interior, enviado en octubre de 2004 a la Comisión parlamentaria sobre la masacre, ya destacaba que de los 123 ciudadanos extranjeros que habían sido investigados en el transcurso de las pesquisas policiales, 75 de ellos residían en España de manera legal.

No hay comentarios: